Pueblos indígenas cruceños declaran su autonomía y no votarán el referendum oligárquico del 4 de mayo

Santa Cruz, abril 5 de 2008
Los pueblos indígenas de Santa Cruz declararon hoy la autonomía de sus territorios desconociendo el estatuto cívico-empresarial impulsado por la Prefectura cruceña, y determinaron no votar el próximo 4 de mayo en el referéndum autonómico, informó el secretario de fortalecimiento y organización de la Central de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (Cepes), Lázaro Tacoo.

Cerca de 400 dirigentes de los pueblos Guarayos, Guaraníes, Chiquitanos, Ayoreos y Yuracaré-Moxeños, este lunes asumieron esa medida destinada a fortalecer las autonomías indígenas contenidas en el proyecto de nueva Constitución Política del Estado.

Lázaro Tacoo aseguró a la Agencia Boliviana de Información que fueron más de 400 representantes, de los cinco pueblos indígenas cruceños, quienes asumieron esa medida.

Tacoo mencionó que la declaración emitida se basa en la autodeterminación de los pueblos, su autogobierno, propia forma de organización de los pueblos indígenas y otros puntos contemplados en normas nacionales e internacionales de las que Bolivia es signataria.
Agregó que se han compatibilizado los estatutos autonómicos de los cincos pueblos indígenas y, al momento, hay importantes avances que servirán para la elaboración de una ley indígena y, posteriormente, un único estatuto autonómico indígena.
"Tenemos una declaración de contenido, y en el tema del estatuto vamos a ver que los pueblos nos den un mandato para trabajar en ello", expresó Tacoo.
El dirigente indígena manifestó que esta declaración se enmarca en la nueva Constitución Política del Estado (CPE), en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y en la Declaración sobre los Pueblos Indígenas de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
"Es una declaración que ratifica que nosotros somos autónomos", precisó el dirigente indígena.
Consultado sobre el referéndum autonómico impulsado por el Comité Cívico pro Santa Cruz y el prefecto Rubén Costas, Tacoo dejó en claro que no le tienen miedo y que decidieron no acudir a las ánforas el 4 de mayo.
"Si acudimos a las urnas para decir no o votar nulo, estaríamos legitimando con nuestro voto algo que, desde todo punto de vista, es ilegal", dijo.
En ese contexto, mencionó que la Central Indígena de Lomerío, que declaró autónomo a su territorio, enviará este martes una carta a la Corte Departamental de Santa Cruz (CDE), pidiendo que no envíen ánforas sobre el estatuto autonómico, el próximo 4 de mayo.
Este martes se dirigirá una comisión a la CDE para pedirle que no mande ánforas, no nos asusta el referéndum del 4 de mayo. Los pueblos indígenas no asistiremos a emitir nuestro voto, eso es lo que hemos acordado los pueblos Guarayos, Guaraníes, Chiquitanos y Ayoreos, Yuracaré-Moxeños", agregó.
Asimismo, informó que siguiendo esta determinación, los caciques de estos pueblos se reunirán en sus comunidades para coordinar acciones y concretar su autogobierno y autodeterminación.
De acuerdo a la información de Tacoo, cada uno de los cincos pueblos, que están afiliados a la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB), abarca una población de más de 50 mil personas, que serán las que no votarán por el estatuto autonómico de los cívicos.
Entre tanto, la Prefectura de Santa Cruz y el Comité Cívico, ratificaron la realización del referéndum sobre el estatuto autonómico para el 4 de mayo, pese a que la Corte Nacional Electoral (CNE) declaró esa consulta como ilegal.
"Nosotros como indígenas, con más de 50 mil habitantes por cada pueblo, le decimos no a este estatuto que ha sido elaborado en cuatro paredes y que sólo beneficia a la oligarquía cruceña aglutinada en la Cámara de Industria y Comercio (CAINCO), el Comité Cívico y la Prefectura", expresó.