SALUDO DE LA ALIANZA SOCIAL CONTINENTAL AL II CONGRESO DE LA CAOI, MARZO 11 DE 2010

Apreciados hermanos de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas
Apreciado hermano Miguel Palacín Quispe y demás dirigentes de los pueblos indígenas reunidos en este congreso
Apreciados hermanos y hermanas
En los últimos años América Latina ha vivido uno de los más importantes acontecimientos sociales de su historia: Los pueblos originarios han dejado oír su voz, han aumentado su participación en la vida social y política de la región y han logrado unir sus exigencias, difundir a escala mundial sus propuestas y presentar sus puntos de vista como una alternativa ante un tipo de desarrollo que ha ocasionado graves desequilibrios.
Esto ha sido posible porque la enorme crisis que afecta al capitalismo ha cuestionado la esencia misma de lo que se ha llamado la civilización occidental. Los daños que el capitalismo ha causado a los pueblos y al planeta son evidentes en la destrucción de las selvas, las fuentes de agua, la biodiversidad, los ríos y toda fuente de vida. Aquello que todos necesitamos pare sobrevivir, pretende ser comercializado y se ha convertido la naturaleza entera en un simple medio para que las grandes corporaciones obtengan ganancias a costa de las posibilidades de supervivencia de las generaciones presentes y futuras.
El movimiento indígena ha denunciado esto y nos ha llamado a cambiar nuestro estilo de vida, la forma de relacionarnos con la naturaleza, la organización de la sociedad y a superar el consumismo, la especulación y el deseo desmesurado de ganancias a costa de la pobreza de las mayorías. En el terreno político nos invita a la conformación de Estados plurinacionales que reconozcan efectivamente la diversidad de nuestros pueblos.
Los pueblos del continente, los campesinos, obreros, artesanos, afrodescendientes y todos los hombres y mujeres que sufrimos la explotación y discriminación, compartimos ideales y luchas con los hermanos indígenas..
La Alianza Social Continental considera que el movimiento indígena es un pilar básico de los esfuerzos de los pueblos por cambiar la sociedad y considera que la más amplia unidad, el tratamiento fraternal de las diferencias y la búsqueda de acuerdos para la lucha común podrá asegurar la construcción de un nuevo continente en el cual tengan primacía el Buen Vivir, la armonía con la naturaleza, la fraternidad entre los pueblos, la soberanía y el desarrollo económico y social.
Queremos desearles éxitos en las deliberaciones del Congreso y que se refuerce la capacidad de lucha de los pueblos indígenas.
Por la Alianza Social Continental
Enrique Daza
Secretario Ejecutivo