Plan de acción del III Encuentro Boliviano contra TLC y el ALCA

Lunes 18 de octubre de 2004 por Alianza Social Continental
POR UNA INTEGRACION Y UN COMERCIO CON JUSTICIA NO AL CHANTAJE DE UN TRATADO DE LIBRE COMERCIO CON EE.UU.
1) El Tratado de Libre Comercio (TLC) que promueve los Estados Unidos con Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia no es un tratado o acuerdo voluntario entre partes sino una imposición de los EE.UU.. Los textos del futuro TLC fueron presentados de manera confidencial y secreta por Estados Unidos en la primera ronda de negociaciones y ya se anuncia que el resultado final, en enero del 2.005, será una versión agravada del Tratado de Libre Comercio de Centro América con EE.UU. (CAFTA por sus siglas en ingles).
2) El TLC con EE.UU. tampoco es en esencia un acuerdo de comercio ya que dos terceras partes del tratado están dedicadas a temas ajenos al intercambio de mercancías entre países. Ejemplo de ello son:
el patentamiento de plantas y animales,
el encarecimiento de los medicamentos por las reglas de propiedad intelectual,
las garantías supranacionales a las inversiones transnacionales, la eliminación de las preferencias a los productores nacionales en las Compras del Estado,
la profundización y consolidación de la privatización de los servicios,
la libre comercialización de semillas y alimentos transgénicos,
la mercantilización de los recursos naturales como el agua, la flora y la fauna,
la modificación de las leyes e incluso constituciones de los países para ponerlas al servicio de las reglas del TLC, en síntesis la renuncia de nuestros Estados a intervenir en el desarrollo económico nacional.
3) El TLC con EE.UU. tampoco es un acuerdo que promueve el LIBRE comercio ya que el país del norte se reserva el derecho de proteger y subvencionar con 18.000 millones de dólares al año a sus grandes productores agrícolas, mientras exige que la CAN (Comunidad Andina de Nacionales) elimine la franja de precios que existe para proteger a nuestros mercados internos.
4) Frente a la campaña que el gobierno y algunos empresarios exportadores han desplegado en sentido de que sino firmamos el TLC con EE.UU. nos convertiremos en una isla porque perderemos las preferencias arancelarias del ATPDEA que concluye el 31 de diciembre del 2.006, aclaramos que:
del 100 % de las exportaciones bolivianas al mundo durante el año 2.003 sólo el 5,7 % estuvieron dirigidas a EE.UU. bajo la cobertura del ATPDEA. en otras palabras, de 1.656 millones de dólares que exportamos a todos los países el año pasado, sólo 96 millones de dólares son producto de las exportaciones a EE.UU. en el marco del ATPDEA.
5) Nosotros no estamos en contra del comercio ni de incrementar las exportaciones de Bolivia al mundo y a los EE.UU. Lo que proponemos es que el gobierno, en vez de entrar a la negociación del TLC donde se promueve un ACUERDO EN BLOQUE donde las principales normas ya están amarradas, plantee con soberanía y dignidad a los EE.UU. una negociación UNICAMENTE de acceso a mercados con un trato diferenciado y privilegiado para Bolivia sin comprometer la salud, los medicamentos, la seguridad alimentaria, el agua y la biodiversidad, sin atentar contra los servicios públicos, la recuperación de nuestros hidrocarburos y el Compro Boliviano, y sobre todo sin atentar contra la leyes de Bolivia, la Constitución y la futura Asamblea Constituyente.
6) Bolivia debe negociar con EE.UU. y todos los países del mundo sin aceptar jamás clausulas de confidencialidad por 10 años como se ha comprometido a hacerlo el gobierno de Bolivia durante las tratativas del TLC con EE.UU. Toda negociación debe ser pública y transparente, discutiendo de manera abierta con todos los sectores sociales y sin representar únicamente al sector exportador.
7) Toda negociación internacional que realice el país debe estar al servicio de recuperar y nacionalizar el gas y los hidrocarburos, y no como actualmente ocurre con el TLC que busca consolidar aun más los derechos de las empresas transnacionales y facilitarles el enjuiciamiento de Bolivia ante paneles de arbitraje internacional por jugosas indemnizaciones multimillonarias.
8) Toda negociación internacional debe allanar el camino para la futura Asamblea Constituyente y de ninguna manera condicionarla con compromisos internacionales que luego harán casi imposible que los representantes elegidos decidan libre y soberanamente que tipo de país queremos en el plano económico, social y cultural.
9) El argumento del gobierno de que “cada país obtiene lo que negocia” es absolutamente falso. No estamos frente a una “negociación” sino ante una “torcedura de brazo”, ante un proceso de imposición que ha entrado a su fase final de ablandamiento ya que en menos de 90 días se pretende firmar el TLC con EE.UU.
10) Por todas estas razones el gobierno debe mantenerse como observador en el TLC con EE.UU. y no ingresar a la negociación de este tratado que es incluso mucho mas nocivo que el proyecto del ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas).
11) Para difundir nuestra propuesta alternativa frente al TLC con EE.UU. y evitar que el gobierno ingrese de manera inconsulta a la negociación de este tratado desplegaremos:
El PLAN HORMIGA destinado a informar y concientizar a toda la población empleando todos los medios a nuestro alcance como el dialogo casa por casa, comunidad por comunidad, sindicato por sindicato; utilizando folletos, volantes, carteles, historietas, canciones, teatro, bailes, caravanas, pinturas, videos y buscando una presencia activa y propositiva en los medios de comunicación impreso, radial y televisivo.
El PLAN DE ARTICULACION DE LA MOVILIZACION SOCIAL buscando la unidad de las diferentes acciones. Promoviendo la coordinación de la lucha de los diferentes movimientos sociales por la Nacionalización del Gas y los Hidrocarburos, el Juicio a Gonzalo Sánchez de Lozada y sus colaboradores, y el rechazo al ingreso de Bolivia al TLC con EE.UU. En este marco, fortaleceremos las distintas marchas hacia La Paz del próximo 11, 15 y 18 de Octubre y promoveremos nuevas acciones articuladas en todo el país.
El PLAN DE UNIDAD ANDINA tendiente a fortalecer la coordinación de las campañas contra el TLC y el ALCA entre Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia vinculándonos con nuestros hermanos de los Estados Unidos que también resisten estas políticas del mal llamado “libre comercio” y articulando con la Campaña Continental contra el ALCA, la Alianza Social Continental, la Campaña por la Demilitarización de las Américas y la Campaña latinoamericana contra la Deuda Eterna.
12) En la lucha contra el TLC con EE.UU. consideramos como momentos claves las siguientes fechas:
25 de Octubre del 2.004, momento en el que se inicia la quinta ronda de negociaciones del TLC y en el que el gobierno de Bolivia anuncia que ingresará como negociador pleno.
Diciembre 2.004 y Enero del 2.005, meses en los cuáles se realizará la sexta y séptima ronda de ablandamiento de los países andinos. Enero a Febrero del 2.005, oportunidad en la que el gobierno de Bolivia pretende firmar el TLC con EE.UU.
Marzo a Junio del 2.005, período en el que intentarán que el parlamento ratifique el TLC con EE.UU. para que entre en vigencia como ley de la República de Bolivia.
10 al 16 de abril, Semana de Acción Mundial contra el Libre Comercio, momento en el cuál en todos los países se desarrollaran diferentes acciones para explicar, concientizar y movilizar a la población en pos de un Comercio con Justicia y en contra a los acuerdos de libre comercio de la OMC (Organización Mundial del Comercio), el ALCA, los TLCs y los llamados Tratados Bilaterales de Inversiones.
Mediados del 2.005, oportunidad en la que se iniciará la Asamblea Constituyente en Bolivia y en la que sino hemos logrado detener el TLC con EE.UU. desplegaremos todos nuestros esfuerzos para desconocer este tratado, enfrentar el chantaje de las posibles sanciones, e incluir en la nueva Constitución un articulado que cierre el paso definitivamente a los acuerdos del mal llamado “libre comercio”, y promueva una integración solidaria, con justicia social, donde el comercio este supeditado a los derechos humanos y al ejercicio de la democracia y la soberanía de los pueblos y las naciones.
Otra Bolivia es posible
Otra Integración es posible
Bolivia, Octubre del 2.004