El nostálgico del TLC

Bogotá, 30 de abril de 2008 por RECALCA
Uribe insinúa que opositores al TLC matan sindicalistas.

El presidente Álvaro Uribe tuvo la desfachatez de insinuar que quienes se oponen al TLC y en general a su gobierno han ordenado el asesinato de los líderes sindicales en Colombia, para evitar que se apruebe este Tratado en el congreso de Estados Unidos. Ante la muerte del líder sindical del SENA Jesús Heberto Caballero, el presidente Uribe expresó: “Los que cometen esos asesinatos parece que su interés es aparentar que ha fracasado la Seguridad Democrática. Parece que su interés, más allá del asesinato, es desacreditar al país ante la comunidad internacional. Parece que su interés es decirle al Congreso norteamericano: ‘Mire, Colombia es el país más peligroso; vea como siguen asesinando sindicalistas; no aprueben el TLC” (21 abr. 08).

Las declaraciones del presidente Uribe intentan crear una cortina de humo sobre los recientes escándalos que van cerrando el círculo sobre su gobierno: la vinculación de la presidenta del Senado Nancy Patricia Gutiérrez y de los presidentes de los dos principales partidos Uribistas, Mario Uribe y Carlos García a la parapolítica, y el avance en las investigaciones sobre los asesinatos a sindicalistas que incriminan seriamente a su ex-jefe de seguridad, Jorge Noguera.

Con Jesús Heberto Caballero ya son 22 los sindicalistas asesinados durante lo corrido de este año y, sin embargo, el gobierno engaña a la comunidad internacional diciendo que la situación ha mejorado sustancialmente y que los trabajadores y dirigentes tienen plenas garantías para criticar al gobierno.

Desde el primer día de las negociaciones del TLC con Estados Unidos la única respuesta del gobierno a los críticos fue la estigmatización y represión. Uribe y sus ministros siempre han querido relacionar a los opositores del TLC con los grupos terroristas, manejando un doble discurso donde Uribe ataca y los negociadores comerciales montan la simulación de la participación de la sociedad. Así fue durante la pasada ronda de negociaciones del Acuerdo de Asociación (TLC) entre la CAN y la Unión Europea, realizada en Quito, donde el jefe de las negociaciones Ricardo Duarte -al mejor estilo de su jefe- se salió de la ropa y cuestionó fuertemente a RECALCA por poner de presente ante los representantes de los otros países de la CAN los reiterados ataques de que son víctima las organizaciones sociales en Colombia, entre ellos -el más reciente- las acusaciones proferidas por el principal asesor de Uribe, José Obdulio Gaviria, contra la marcha del 6 de marzo.

Que los colombianos demócratas y la comunidad internacional estén alertas sobre los riesgos contra los sindicalistas, dirigentes y opositores al TLC, ya que el gobierno de Uribe sigue promoviendo la satanización de quienes se oponen a su proyecto neoliberal y anti-democrático.

Red Colombiana de Acción Frente al Libre Comercio, Recalca

Página Web: www.recalca.org.co
Correo electrónico: recalca@etb.net.co