CAFTA: EU impone aranceles proteccionistas a Honduras

EU impone aranceles a los calcetines hondureños

El gobierno federal los pondrá en vigor el 1 de julio para proteger a los fabricantes domésticos por Martín Crutsinger Associated Press

WASHINGTON, D.C.— La Administración Bush dijo ayer que impondrá un arancel durante seis meses a los calcetines importados de Honduras, como forma de brindar a los fabricantes de EU un alivio al aumento en las importaciones luego de la aprobación del Tratado de Libre Comercio de América Central (TLCAC).

La Administración afirmó que el arancel del 5% entrará en vigor el 1 de julio y que se mantendría hasta fin de año.

Los fabricantes domésticos se quejaron de que el impuesto provisorio era demasiado corto para lo que se necesitaba. Habían solicitado un arancel mucho más elevado, del 13.5%, con una duración de tres años.
Jim Schollaert, director ejecutivo de Made In USA Strategies, que representa a muchos fabricantes de Estados Unidos, calificó la medida de la Administración de "remedio lamentable".

Honduras es el segundo proveedor extranjero más grande de calcetines de algodón a Estados Unidos, después de Pakistán y antes de China.
Matt Priest, subsecretario adjunto de Comercio de Textiles y Vestimenta, afirmó que esta fue la primera ocasión en la historia que Estados Unidos volvió a imponer aranceles sobre los textiles después de haber sido revocados por un tratado de libre comercio.
La decisión de la Administración de imponer aranceles provisorios a los calcetines hondureños se toma en un momento en que el presidente Bush intenta ganar la aprobación del Congreso sobre tres tratados de libre comercio pendientes con Colombia, Panamá y Corea del Sur durante su último año en la presidencia.

Recientemente presentó el tratado de libre comercio con Colombia ante el Congreso para someterlo a votación según procedimientos para agilizar la decisión, que exigirían tomar medidas dentro de 90 días legislativos.
Sin embargo, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, lideró un esfuerzo exitoso para detener el reloj en el proceso. Pelosi sostuvo que el Congreso no debería aceptar el tratado de libre comercio con Colombia hasta haber atendido en primer lugar los problemas económicos de las familias estadounidenses.

En medio de un aumento en el temor por la seguridad laboral debido a una economía debilitada, Bush aprovechó una presentación pública realizada esta semana junto a líderes de México y Canadá para sostener que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha fomentado la prosperidad en los tres países y urgió al Congreso a aprobar los tres tratados pendientes.

El Congreso aprobó el TLC con América Central, que cubre a Honduras y a otros cinco países, después de una difícil batalla en 2005. El tratado con Honduras entró en vigor en abril de 2006. Las importaciones de calcetines de algodón de Honduras aumentaron en el 99% de enero a noviembre el año pasado, en comparación con el mismo período en 2006.
Antes de que TLCAC revocara los aranceles, el impuesto a los calcetines hondureños era del 4.4%. Priest calculó que el arancel del 5% recaudaría entre tres millones y 3.5 millones de dólares en impuestos durante sus seis meses de duración.