Ecuador declina ingresar pacto comercial promovido por Venezuela

viernes 13 de junio de 2008

QUITO (Reuters) - Ecuador declinó el viernes ingresar al ALBA, un tratado comercial que impulsa Venezuela para oponerse a la influencia de Estados Unidos en la región, en un gesto que, según analistas, marca distancia entre las políticas radicales de Caracas y el pragmatismo de Quito.

Venezuela, uno de los principales exportadores mundiales de crudo, ha dotado de ayuda financiera y energética a sus socios de Cuba, Bolivia y Nicaragua mediante acuerdos suscritos en el marco del ALBA con ventajosas condiciones.

Pese a que sus integrantes aseguran que en este mecanismo de cooperación prima la solidaridad por encima de la ganancia, sus críticos afirman que es un instrumento utilizado por el presidente venezolano, Hugo Chávez, para expandir su influencia poltica en la región.

"El Gobierno del Ecuador ha decidido no adherirse a la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe (ALBA)," dijo la cancillería ecuatoriana en un comunicado.

Analistas creen que la entrada de Ecuador en el ALBA sería una contradicción en momentos en que el presidente Rafael Correa buscar mejorar sus relaciones económicas con Estados Unidos, su principal socio comercial.

"Correa está buscando un acercamiento comercial con Estados Unidos, evidentemente no un TLC, pero otros mecanismos. En este punto, la posición Correa es muy diferente a la de Chávez, es crítica pero también más práctica," dijo Hugo Barber, director de la encuestadora Datanálisis.

Esta no es la primera vez que Correa marca distancias para reafirmar su independencia política y económica de su aliado venezolano, pese a la buena sintonía que mantienen Caracas y Quito.

En el 2007, el mandatario ecuatoriano rechazó un multimillonario crédito que le ofreció Venezuela alegando que su país no necesitaba de financiamiento.

La oposición suele atacar al presidente ecuatoriano acusándolo de seguir parte de la agenda socialista radical de Chávez en materia política y económica.

Sin embargo, Correa ha descartado hasta el momento que vaya a nacionalizar sectores clave de la economía, como hizo su par venezolano, pese a que adelante negociaciones las petroleras y mineras en el país buscando aumentar la participación del Estado en los recursos naturales.

Ecuador había condicionado su entrada en el ALBA al reingreso de Venezuela en la Comunidad Andina (CAN), que Chávez abandonó en el 2006 luego de que algunos de sus socios firmaran acuerdos comerciales con Estados Unidos que todavía no han entrado en vigencia.

El ALBA fue fundado en el 2004 por Chávez y el líder cubano Fidel Castro, como contrapeso al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), una fallida iniciativa de Washington para impantar la libre circulación de bienes y servicios a lo largo del continente.

La CAN, conformada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, es el pacto comercial más antiguo de la región.

(Por Enrique Andrés Pretel, Editado por Juana Casas)