La Rioja rescindió el convenio para explotar el Famatina

 Después de un año y medio de resistencia de las asambleas ciudadanas a la megaminería en Famatina, el gobierno de La Rioja y la compañía canadiense Osisko Mining Corporation rescindieron el convenio para la exploración y explotación minera en ese departamento riojano.

La rescisión fue autorizada ayer por un decreto del gobernador Luis Beder Herrera. El convenio se había firmado el 31 de agosto de 2011 y establecía el acuerdo para desarrollar las tareas de exploración con opción a producción de minerales en la zona exclusiva del departamento Famatina.

Los asambleístas se opusieron al proyecto por los impactos ambientales que podría ocasionar y bloquearon uno de los accesos al cerro Famatina. En más de una oportunidad, fueron duramente reprimidos por el gobierno provincial.

En los fundamentos del decreto 874, Beder Herrera sostuvo: “La continuidad y persistencia de dichos acontecimientos de confrontatividad, imposibilitaron hasta la fecha dar inicio a las actividades programadas”. Y continuó: “Estos hechos –según los considerandos– generaron perjuicios irreversibles desde el punto de vista económico y, en consecuencia, de logros de justicia social, siendo que fue objetivo prioritario de este gobierno alcanzar a través de sus actos la democracia participativa en lo económico, social y cultural”.

La rescisión fue firmada por el presidente de la empresa Energía y Minerales Sociedad de Estado (Emse), Héctor Raúl Durán Sabas; el vicepresidente de Desarrollo Corporativo de Osisko Mining Corporation, John Burzynski; y el presidente de la subsidiaria argentina de la firma canadiense, Minera El Portal, Julio César Ortiz.

Asambleístas. Los asambleístas de La Rioja celebraron la rescisión pero advirtieron que no levantarán el corte del camino en Alto Carrizal mientras Beder Herrera continúe gobernando la provincia.

La Asamblea Ciudadana de Famatina comunicó: “Es un triunfo más del pueblo, logrado a partir del famatinazo del 27 de diciembre de 2011 y el corte de Alto Carrizal, el 2 de enero de 2012”. Sin embargo, advirtieron: “No bajamos la guarda, no olvidamos los atropellos, las amenazas, las persecuciones, las causas judiciales, las campañas de desprestigio hacia el padre Omar Quinteros y la quita de fondos a nuestro municipio”.

En ese sentido, ratificaron la continuidad del corte: “Como no olvidamos que ya nos traicionaron, el corte de Alto Carrizal no se levanta mientras siga Beder Herrera en el gobierno”. Y sostuvieron que seguirán con las protestas hasta que se prohíba la megaminería en esa provincia.

2.      __._,_.___

3.       

Desarrollado con el apoyo de Entremedios Comunicación Digital